Seleccionar página

LAPAROSCOPIA

Procedimiento de Mínima invasión que consiste en la introducción de un lente de 5 – 10 mm de diámetro a través de la cicatriz umbilical pudiendo con esto observar y tratar patología de la mujer.
Actualmente, la laparoscopía diagnóstica y en especial la quirúrgica han sufrido cambios técnicos substanciales que han permitido sea aplicada a múltiples áreas.
Los resultados (sin dudada mejores que los laparotómia) y sus indiscutibles ventajas sobre las técnicas quirúrgica convencional han sido los detonadores para que cada vez esta técnica sea más aplicada. Hoy en día la laparoscopía juega un papel primordial en la práctica ginecológica.

Tecnica:

1.-Estos procedimientos deben ser realizados en unidades médicas hospitalarias
2.-Procedimientos deben ser realizados bajo bajo efectos de anestesia general, y o regional.
3.-Estancia hospitalaria corta
4.-Personal altamente capacitado

Ventajas sobre la técnica tradicional:
1.- Procedimiento poco invasivo
2.- No necesita de periodos largos de hospitalización ( uno o dos dias es suficiente)
3.-Mejor campo visual sobre la técnica tradicional
4.- Menor dolor post quirúrgico.
5.- Menor riesgo de infecciones, sangrados y de complicaciones transquirurgicas

Existen dos tipos de laparoscopía:

 

Diagnóstica.- Consiste en la observación de la cavidad abdominal tanto del abdomen superior como del abdomen inferior, pocas veces esta técnica se lleva a cabo con estricto apego de su nombre ya que casi siempre las laparoscopias diagnósticas son convertidas a quirúrgicas.

 

Quirúrgico.- lo mismo que la diagnóstica pero en este caso la técnica es resolutiva.

Equipamiento e instrumental:

Para poder realizar una laparoscopia en cualquiera de sus dos modalidades es necesario contar con instrumental adecuado y personal capacitado y familiarizado con la técnica quirúrgica y de equipamiento sofisticado como

1.- Insuflador electrónico

Indicaciones
Contraindicaciones
Comparativo
Ventajas y desventajas

Hoy en día, muchos estamos convencidos que la cirugía debe ser lo menos agresiva posible. Es por eso que en la actualidad se han venido diseñando nuevos instrumentos y técnicas quirúrgicas que permiten hacer las mismas operaciones, pero a través de pequeñas heridas. En general, las incisiones son tan solo de uno o medio centímetro, pero pueden ser incluso de apenas dos milímetros. Esta forma de operar es lo que se conoce como “cirugía endoscópica”.
Cuando la lente se introduce a la cavidad del abdomen por el obligo, se llama laparoscopía. Y, cuando un lente, que es mucho mas pequeña se introduce por vía vaginal dentro del útero, se le llama histeroscopía.
De esta manera es posible visualizar el interior del abdomen, o puede verse el interior del útero o “matriz” . Pero para poder movilizar, cortar, coagular, etc, lo que esta adentro, según el tipo de operación, es necesario introducir algunos instrumentos (tijeras, pinzas, agujas, etc) ya sea a través de un pequeño canal en el mismo lente o haciendo otras dos o tres pequeñas heridas a los lados del abdomen que generalmente son de solo 5 milímetros de longitud.
Utilizando estas técnicas, es posible realizar casi cualquier cirugía ginecológica que antes solo podía llevarse a cabo con heridas grandes del tamaño de una cesárea o mayores. Por ejemplo, la extracción de quistes de ovario, la resección de miomas, el tratamiento del embarazo ectópico o extrauterino, la ligadura tubaria para el control de la fertilidad (salpingoclasia), tratamiento de endometriosis, histerectomías (extracción del útero), entre otras.
Lo que es muy importante mencionar, es que esta cirugía debe practicarse exclusivamente por aquellos médicos con el entrenamiento y el conocimiento necesarios, para evitarse malos resultados o complicaciones.
Las pacientes que son operadas de esta forma, en general manifiestan menos dolor y el tiempo de recuperación así como el regreso a sus actividades rutinarias, es significativamente menor en comparación las mujeres que son sometidas a cirugía tradicional, con grandes incisiones abdominales.

Cirugía Reproductiva
Cuando una pareja busca ayuda por un problema de infertilidad, se encuentra con un sin número de exámenes, tratamientos y opiniones, que hoy en día son parte del armamento para estudiar y tratar a una pareja infértil. Muchos de los términos utilizados pueden sonar confusos, desconcertantes y sobre todo pueden producir gran angustia, especialmente si se menciona la opción de una cirugía, como parte del estudio y/o tratamiento del problema. Pese a que la idea de una cirugía puede ser atemorizante, la cirugía reproductiva es una de las opciones con las que actualmente contamos para lograr saber cual es la causa del problema y así poder realizar un tratamiento específico.
Hoy en día, la inmensa mayoría de cirugía reproductiva, se realizan bajo el concepto de cirugía de corta estancia, ya sea por vía laparoscopica o bien por vía histeroscopica. De hecho, de no ser por la reanastomosis tubarica post ligadura, casi la mayoría de los procedimientos son realizados por vía endoscopica. Existe un dicho muy cierto que menciona… si no puede ser reparado por vía endoscópica, la paciente probablemente requerirá de un procedimiento de fertilización In-Vitro”
La cirugía sigue formando parte esencial del tratamiento de infertilidad, un ejemplo de ello son aquellos casos en donde el útero tiene una forma alterada, ya sea por la presencia de miomas, pólipos, defectos congénitos o bien por cicatrices en su interior. La cirugía también es útil en caso en los cuales se desea revertir una ligadura de trompas. Cabe señalar que no toda cirugía de trompas es reversible, pero muchas lo son, y existe una probabilidad aceptable de lograr embarazo, en casos seleccionados y en pacientes menores de 37 años.
De igual manera podemos mencionar que, la cirugía, generalmente mejora las posibilidades de embarazo, en casos donde el útero presenta defectos, generalmente congénitos, o por la presencia de miomas, pólipos o adherencias. Como mencionamos anteriormente la mayoría de los procedimientos se pueden realizar por vía endoscópica, minimizando así, la posibilidad de adherencias y mejorando el tiempo de recuperación.

Algunos de los procedimientos que se utilizan son:

Laparoscopia. Se realiza como un procedimiento ambulatorio ( no requiere de hospitalización) se lleva a acabo bajo anestesia general. Generalmente se realiza una incisión en la cicatriz umbilical (ombligo) de aproximadamente 1.5cms por donde se introduce una lente que sirve para visualizar todas las estructuras abdominales y pélvicas. En caso necesario se pueden hacer incisiones accesorias por donde se introducen pequeños instrumentos que nos ayudan durante la cirugía para establecer la causa del problema y de ameritarlo tratarlo, como pudiera ser la adherenciolisis (eliminación de las adherencias).

Histeroscopia. Un pequeño lento es introducido a tavés de la vagina y el cuello del útero, para finalmente llegar a la cavidad uterina para así evaluar, su composición interna, la presencia o no de malformaciones congenitas, la presencia de pólipos o miomas. Al igual que la lapasrocopia se pueden introducir instrumentos que nos ayudan a tratar , en caso que lo existe, patologias del útero.

Dentro de los procedimientos que se incluyen en Cirugía Reproductiva estan:

Tuboplastía (cirugía en las Trompas de Fallopio). Por bloqueos en la Trompas ya sea a lo largo de la misma o al final (Fimbria).
Reanastomosis Tubaria. En pacientes con antecedente de ligadura de Trompas
Correción de Malformaciones Congenitas. Estas se presentan durante el desarrollo embrionario y pueden estar presentes en útero, trompas de Fallopio y/o vagina.
Adherenciolisis. Remoción de adherencias ya sea por procesos infecciosos y/o inflamatorios ej:(enfermedades de transmisión sexual, endometriosis) o por cirugías previas.
Miomectomia. Resección de miomas (tumores de tejido muscular en el útero, por lo general benignos), aproximadamente el 30% de las pacientes tendrán miomas, lo que puede ocasionar abortos recurrentes, dolor y sangrado abundante. Ver fig 2
Evaluación y resección de Tumores Ováricos. La presencia de quistes ováricos es muy frecuentes en la edad reproductiva de las pacientes.
Evaluación y Resección de Endometriosis. Esta es una causa frecuente de infertilidad, hasta en un 40% de los casos las pacientes con infertilidad sufren de endometriosis. Ver fig 1

Como siempre lo mas importante es consultar con médicos calificados en esta materia, ya que como en toda cirugía, siempre existe un riesgo, pudiendo ser estos, reacciones a la anestesia, infección, sangrado, o bien, la remota posibilidad de daño a los órganos cercanos, en casos de perforación.

                                          

MIOMATOSIS UTERINA

 Introducción

 Los miomas son los tumores benignos más frecuentes del útero.  Se presentan en el 20 a 30% de las mujeres en edad reproductiva.  Están formados por células musculares especializadas llamadas miocitos.  Pueden ser únicos o múltiples.

¿Por qué salen los miomas?

No se conoce con exactitud el porque aparecen los miomas. Los que si sabemos es que estos tumores responden a los estrógenos lo que ocasiona su crecimiento. Existe cierta predisposición genética para la aparición de los miomas. Se piensa que existe un gen o genes que ocasionan el crecimiento acelerado de las células musculares del útero que con el estímulo de los estrógenos ocasiona el crecimiento del mioma. Son más frecuentes en mujeres de origen afroamericano que en mujeres blancas.

¿Qué síntomas producen los miomas?

La mayoría de los miomas no producen síntomas. Los miomas que provocan síntomas son debido a su localización, tamaño o ambos.
El síntoma más frecuente en pacientes con miomas es el sangrado uterino excesivo durante la menstruación. Este sangrado puede en ocasiones ser muy abundante, durar más de 7 días e inclusive acompañarse de coágulos. Las pacientes pueden sangrar por períodos prolongados y presentar grados variables de anemia.
La mayoría de los miomas que producen sangrado se encuentran en el interior de la cavidad uterina y se conocen como submucosos. En ocasiones estos miomas submucosos pueden impedir que una paciente se embarace.
Existen otro tipo de miomas que se encuentran en el espesor de la pared del útero llamados intramurales o hacia el exterior (llamados subserosos) que cuando llegan a producir síntomas, la hacen por compresión sobre órganos adyacentes como la vejiga y los ureteros produciendo urgencia urinaria o dificultad para la micción. Aquellos que crecen en la parte posterior del útero pueden provocar estreñimiento o dolor lumbar por compresión sobre el intestino grueso y la columna vertebral.

¿Qué tanto llegan a crecer los miomas?

Los miomas pueden crecer mucho llegando a ocupar gran cantidad del abdomen. Se han descrito miomas tan grandes de hasta 20 cm. de longitud (se tocan por encima de la cicatriz umbilical).

¿Es posible que los miomas ocasionen cáncer?

Está descrita en la literatura médica la degeneración cancerosa de los miomas. Es un proceso extremadamente raro, el cual se presenta en el 0.01% de las pacientes con miomas.

¿Cómo se diagnostican los miomas?

En ocasiones se pueden sentir a través de un tacto vaginal. Cuando no se llegan a sentir y la paciente presenta sangrados excesivos es necesario realizar estudios más sofisticados como el ultrasonido pélvico en donde se identifican la mayoría de los miomas.
En raras ocasiones se utilizan estudios más sofisticados como la histerosonografía (ultrasonido en el cual se distiende el útero con solución fisiológica), la tomografía computada y la resonancia magnética.
En ocasiones, al realizar una laparoscopía por otro motivo (colocación de un lente de aumento en el interior de la cavidad abdominal para visualizar los órganos abdominales y pélvicos) se identifican miomas. La laparoscopía nos permite quitarlos en ese momento.

¿Es necesario quitar los miomas?

No es necesario quitar los miomas si no producen síntomas y no están muy grandes.

¿Qué sucede con los miomas durante el embarazo?

Durante el embarazo, el comportamiento de los miomas es muy variable. Pueden aumentar su tamaño (más frecuente), quedarse el mismo tamaño, o encogerse. No se recomienda quitar miomas en pacientes embarazadas aunque existen excepciones en esa regla.

¿Qué tratamientos existen para quitar los miomas?

El tratamiento de los miomas puede ser con medicamentos o con cirugía.
El tratamiento médico se realiza con anticonceptivos orales combinados, con progesterona o con análogos de la hormona liberadora de gonadotropinas. En ocasiones estos medicamentos disminuyen el tamaño de miomas y su sintomatología (sangrado o dolor).
Los miomas que son muy grandes y causan sintomatología deben de ser extirpados.
Existen muchas opciones entre las cuales destacan la miomectomía que consiste en la extracción del mioma sin quitar el útero que se puede realizar por vía abdominal (como una cesárea), por vía laparoscópica o histeroscópica (colocar una cámara con un lente de aumento a través de la vagina y el cuello uterino para llegar a la cavidad uterina y distenderla con líquidos extraer el mioma).
La miomectomía se recomienda cuando existe el deseo de preservar el útero.
La histerectomía es la operación en la cual se extrae el útero o matriz. Se realiza cuando se desea preservar el útero (por razones de fertilidad, etc) o cuando es imposible realizar una miomectomia. Se realiza por vía vaginal, abdominal o laparoscopica.

Una vez extraídos, ¿pueden volver a salir miomas?

Desgraciadamente sí, la literatura reciente menciona que la mitad de las pacientes que tuvieron miomas los volverán a tener en 5 años. Ante la necesidad de un procedimiento quirúrgico y la decisión de que tipo de cirugía se debe practicar la cirugía endoscopica debería de ser la primera elección ya que ofrece grandes ventajas como el hecho de poder retomar un ritmo de vida normal en un tiempo relativamente corto al contrario de un método quirúrgico tradicional y es un tipo procedimiento con un mínimo índice de complicaciones.

En la ginecologia se practican tres tipos de procedimientos endoscópicos:

*Laparoscopía: Técnica para abordaje de mínima invasión a través del abdomen

*Histeroscopía: Técnica para abordaje de mínima invasión a través del cérvix

*Hidrolaparoscopía: Técnica para abordaje de mínima invasión a través del fondo de saco vaginal.

Estos procedimientos pueden ser diagnósticos u operatorios.
Si usted sabe que requiere realizarse una histerectomía o algún otro procedimiento consulte con su médico la posibilidad de efectuársela con procedimientos de mínima invasión.
Por medio de esta página puede consultar dudas al respecto, tenga la seguridad de que se le contestará veraz y oportunamente.

¿Qué es la laparoscopia?

La laparoscopía es una vía de abordaje de mínima invasión que tiene múltiples ventajas sobre las vías de abordaje tradicionales que en su mayoría requiere de grandes incisiones, en otros tiempos existía una máxima que rezaba “grandes incisiones grandes cirujanos”, actualmente con las técnicas de mínima invasión como lo es la laparoscopía se realizan pequeñas incisiones de no mas de .5 a 1 cm. a través de las cuales se introduce con facilidad el instrumental especial y la cámara que permite tener una visión amplia y detallada pudiendo observar sitios que en cirugía abierta no sería posible ver con tanto detalle por la distancia de observación la cámara esta conectada a una fuente de luz y habitualmente a una vídeo casetera o quemador de CD o DVD lo cual nos permite documentar el procedimiento realizado, esta grabación pasa a formar parte del historial clínico de la paciente el cual deberá de estar en resguardo del médico u hospital.
Este dispositivo óptico nos permite explorar absolutamente todo el abdomen desde el diafragma hasta el hueco pélvico pudiendo revisar hígado, vesícula, estómago, ver el latido cardiaco, intestino delgado y el colon (intestino grueso), por supuesto el útero y sus ligamentos, ovarios y trompas uterinas. A este procedimiento de observar se le conoce como laparoscopía diagnóstica, que implica únicamente observar y documentar las alteraciones que se presentan en diversos órganos, especialmente en los órganos reproductores, sin implementar ningún tratamiento para tratar de resolver el problema, dentro de los padecimientos que se pueden diagnosticar están: Endometriosis, adherencias, miomatosis, procesos inflamatorios, infecciosos, hidrosalpinx(acumulación de líquido y dilatación de las trompas uterinas), obstrucción tubaria, desórdenes ovulatorios como pueden ser persistencia folicular, folículo luteinizado, anovulación, padecimientos ováricos como ovarios androgénicos, quistes de ovarios, tumoraciones ováricas, etc.
Tanto la laparoscopía como la Histeroscopía diagnóstica nos proporcionan mucha información en el estudio del climaterio.

Cuando se realizan procedimientos para resolver algún problema recibe el nombre de laparoscopía quirúrgica, los procedimientos ginecológicos que se pueden realizar son: Salpingoclasia, liberación adherencias, tratamiento de endometriosis, Miomectomias, Extirpación de quistes o tumores ováricos, oforectomía (extirpar el o los ovarios), salpingectomía (extirpar la o las trompas), recanalización tubaria, histerectomía (extirpación del útero), aspiración folicular para obtención de óvulos, colocación de embriones en trompas.

Las ventajas de la cirugía laparoscópica en comparación con la tradicional son:

 

Menor dolor post-operatorio.
Menores complicaciones
Menor Mortalidad
Menor sangrado
Recuperación más rápida
Menor estancia hospitalaria máximo 24 hrs pero puede en un porcentaje muy elevado manejarse como corta estancia.
Reintegración a su actividad cotidiana en una semana como máximo.
Estéticamente muy aceptable, las marcas de las incisiones prácticamente desaparecen.

A pesar de que en los últimos años dentro de la formación del especialista en ginecología y obstetricia los médicos adquieren destrezas en estos tipos de procedimientos no todos los ginecólogos están capacitados para realizarlos.

Los requisitos que un especialista debe tener para poder realizar un procedimiento laparoscópico son:

*El Cirujano (Ginecólogo) debe de tener una preparación especial lo cual implica un entrenamiento adecuado.

*Al igual que el cirujano el equipo que participa en el procedimiento debe de contar con el entrenamiento adecuado para este tipo de procedimientos.

*Habitualmente el equipo humano que participa en un procedimiento de laparoscopía quirúrgica esta compuesto por el cirujano, dos o tres ayudantes, un instrumentista, un técnico de biomédica, una circulante y un anestesiólogo.

*Contar con el equipo e instrumental necesario para realizar este tipo de procedimientos.

*Que el procedimiento este indicado, es decir que sea necesario realizar la cirugía.

*Las indicaciones son las mismas que para la cirugía tradicional.

*Estar en una unidad hospitalaria que cuenta con los apoyos necesarios para poder resolver cualquier eventualidad en caso de presentarse.

*Sangre en reserva.

*Tener la autorización de la paciente: firma del consentimiento informado.

 

Histerectomía Laparoscópica:

Las indicaciones mas frecuentes para una histerectomía son:

*Miomas uterinos que sean voluminosos o causen sintomatología (sangrados muy abundantes o intermenstruales).

*Sangrados uterinos disfuncionales (Existe la posibilidad de valorar ablación endometrial).

*Adenomiosis uterina

*Endometriosis severa con paridad satisfecha.

*Cáncer cervico-uterino insitu

*Hiperplasia endometrial

*Cáncer de endometrio confinado al útero

 

Tipos de Histerectomia

La histerectomía ya sea efectuada por vía laparoscópica o abdominal, puede ser parcial, total, con o sin salpino-oforectomía, radical, ampliada.
Total: Cuando se extirpa el útero completo incluyendo el cuello uterino ó cérvix

Parcial: Cuando solo se extirpa el cuerpo del útero dejando el cuello uterino o cérvix.

Con Salpingooforectomía: cuando se extirpan las trompas y ovarios junto con el útero.

Radical: Cuando se extirpan ganglios pélvicos y para-aórticos (esto se realiza cuando la paciente tiene un cáncer avanzado).

Ampliada: Cuando se extirpa el tercio superior de vagina.

Cuando se utiliza la vía laparoscópica puede dividirse en:

 

Histerectomía vaginal asistida por laparoscopía.

En esta cirugía se realiza parcialmente la extirpación del útero por vía laparoscópica y se termina el procedimiento por vía vaginal, existiendo varias etapas según la extensión del procedimiento.
Etapa I Únicamente se cortan ligamentos redondos por vía laparoscópica y el resto se realiza por vía vaginal.
Etapa II Aparte de los ligamentos redondos se cortan trompas ligamentos utero-ováricos o infundibulopélvicos y el resto se hace por vía vaginal.
Etapa III Se cortan los elementos de la etapa II más ligamento ancho y arterias uterinas.
Etapa IV Se cortan los elementos descritos anteriormente y los ligamentos cardinales y se abre la cúpula vaginal.
Esta última etapa ya no debería de llamarse histerectomía vaginal asistida por laparoscopía, dado que se esta extirpando por completo el útero por vía laparoscópica.

 

Histerectomía Laparoscópica: En esta cirugía se extirpa por completo el útero ó útero con ovarios y trompas por vía laparoscópica, extrayendo la pieza por vagina ó bien destruyendo la pieza con un morcelador (instrumento que nos permite cortar la pieza en múltiples pedacitos los cuales son depositados en una bolsa del mismo instrumento).
El realizar un procedimiento de este tipo y llegar a la extirpación por completo del útero por vía laparoscópica dependerá de los antecedentes que se tengan como si existen múltiples cirugía previas sobre el útero, múltiples cesáreas, procesos adherenciales muy severos, endometriosis severas, todas estas situaciones complican el poder llegar a concluir la cirugía por vía laparoscópica y aumentan el riesgo de complicaciones, por lo que la habilidad, destreza y capacitación del equipo de trabajo especialmente del cirujano determinará hasta donde avanzar en la cirugía.

 

Las Complicaciones que se pueden presentar en la histerectomía por laparoscopía son:
Perforación de grandes vasos: dado que la primera punción se realiza a ciegas es posible sobre todo en pacientes muy delgadas y si no se toman las precauciones adecuadas lesionar la arteria ileaca, lo cual puede tener graves consecuencias si no se detecta y trata adecuadamente.

Lesión de órganos abdominales como lo son el intestino delgado y grueso, la vejiga, los ureteros.
Embolias por el gas utilizado para distender el abdomen sobre todo cuando se utilizan presiones muy elevadas de este, por tiempo muy prolongado.
Sangrados (Hematomas) en los sitios de punción.
Infecciones.

Lo ideal es que no se presente ninguna complicación, pero si desafortunadamente se llegará a presentar es muy importante que el médico la detecte y la resuelva en ocasiones es conveniente apoyarse en otros especialistas dependiendo de la complicación que se presente, así como se puede dar el caso de tener que convertir la cirugía (abrir), debido a que la complicación no se puede resolver por la misma vía.

Cuando la paciente tiene antecedentes de cirugías previas, procesos infecciosos abdominales como peritonitis, procesos adherenciales severos, úteros demasiado grandes, las posibilidades de tener alguna complicación aumenta.
Las complicaciones se pueden presentar en cualquier momento por mas experimentado que sea el cirujano.

¿Que es la Laparoscopía?

La Laparoscopía es un procedimiento de mínima invasión que consiste en la introducción de lentes e instrumental especiales para poder visualizar toda la cavidad abdominal y pélvica, es un procedimiento de gran valor en la cirugía permite hacer diagnósticos muy precisos de múltiples problemas ginecológicos y de anomalidades estructurales de los órganos reproductivos.

Cuando estos procedimientos se realizan por médicos expertos, se tiene grandes ventajas sobre la cirugía tradicional, ya que se emplea tecnología avanzada, las cual nos favorece con menos molestias, una pronta recuperación hospitalaria y domiciliaria y con reintegración en menor tiempo a sus labores cotidianos, a demás de permitir conservar la estética abdominal, evitando las malas cicatrizaciones hipertroficas, queloides y dolorosas.

Este procedimiento puede ser:

*Diagnóstico: cuando solamente se observa la cavidad uterina y pélvica aquí solo se detectan los problemas que existen.

*Quirúrgico: Nos permite además de detectar los problemas, tratar y resolver con seguridad la mayoría de las patologías de los órganos internos, se toman acciones correctivas para la resolución de los mismos.

¿Como se realiza una laparoscopía?

Con la paciente bajo efectos de anestesia general, se realiza una pequeña incisión de 1cm intraumbilical, lugar donde se introduce un lente por medio del cual se puede visualizar intra abdominalmente los órganos internos, sobre los cuales se realiza la cirugía. Para realizar el tratamiento quirúrgico, se efectúan 2 a 3 incisiones (menores a 1 cm) a través de las cuales se introducen los instrumentos para efectuar la cirugía planeada.

Una vez hecha la incisión umbilical se realiza una separación de tejidos con una pinza y se introduce una aguja de Veres (al extremo de esta aguja, hay una manguera que está conectada a un insuflador, aparato que regula el paso de gas CO2) el nos va a indicar la cantidad de gas que estamos introduciendo a la cavidad abdominal y la presión dentro de la misma). Para la introducción de esta aguja, se toma la pared abdominal con la mano del cirujano y el ayudante o se pueden utilizar pinzas, aunque esta opción daña la piel a diferencia de la primera.

A través de estas incisiones (puertos) se introducen los trocares para permitir una comunicación entre la cavidad abdominal y el exterior. Estos trocares tienen dispositivos especiales para impedir la salida del gas y siempre deben de ser introducidos bajo visión directa, con excepción del primer trocar el que se coloca en la región umbilical (previa tracción de la pared abdominal manual o con pinzas) y a través del cual se va a introducir la cámara.

            

Una vez instalados los trocares se introduce el instrumental con el cual se va a realizar el procedimiento. Dentro de este instrumental existe el sistema óptico, que nos va a permitir explorar visualmente toda el área abdominal y pélvica, esta cámara está conectada a un DVD, lo que permite documentar el procedimiento que pasará a formar parte del expediente médico de la paciente quedando bajo resguardo del médico u hospital.

                                                                                                                    

¿Que Anestesia se utiliza?

El procedimiento anestésico de elección es la anestesia general, no es conveniente la utilización del bloqueo epidural debido a que la introducción del gas a cavidad abdominal comprime el diafragma y la paciente puede sentir la sensación de falta de aire, lo que puede ocasionar desesperación y que se empiece a mover y esto originar una complicación durante el procedimiento.

¿En cuales padecimientos está indicada la laparoscopía?

La laparoscopía diagnóstica está indicada en:

Endometriosis, adherencias, miomatosis, procesos inflamatorios, infecciosos, hidrosalpinx (acumulación de líquido y dilatación de las trompas uterinas), obstrucción tubaria, desordenes ovulatorios como pueden ser persistencia folicular, folículo latinizado, anovulación, padecimientos ováricos como ovarios androgénicos, quistes de ovarios, tumoraciones ováricas y climaterio.
La laparoscopía quirúrgica está indicada en:

-Salpingoclasia (ligadura de trompas), liberación adherencias, tratamiento de endometriosis,

-miomectomias (extirpación miomas), Extirpación de quistes o tumores ováricos.

– oforectomía (extirpar el o los ovarios).

– salpingectomía (extirpar la o las trompas).

– recanalización tubaria, histerectomía (extirpación del útero), aspiración folicular para obtención de óvulos, colocación de embriones en trompas, toma de biopsias, actualmente los oncólogos ya están utilizando está vía para la cirugía de cáncer cervicouterino y ovario.

¿Cuáles son las complicaciones que se pueden presentar en la laparoscopía?

Perforación de grandes vasos: dado que la primera punción se realiza a ciegas, es posible sobre todo en pacientes muy delgadas y si no se toman las precauciones adecuadas lesionar la arteria iliaca, lo cual puede tener graves consecuencias si no se detecta y trata adecuadamente.

 

Lesión de órganos abdominales como lo son el intestino delgado y grueso, la vejiga.
Embolias por el gas utilizado para distender el abdomen sobre todo cuando se utilizan presiones muy elevadas de este por tiempo muy prolongado.
Sangrados (Hematomas) en los sitios de punción.
Infecciones.
Las complicaciones propias de cada procedimiento en particular que se efectué.
Lo ideal es que no se presente ninguna complicación, pero si desafortunadamente se llegará a suceder, es muy importante que el médico la detecte y la resuelva. En ocasiones es conveniente apoyarse en otros especialistas, dependiendo de la complicación que se presente, así como se puede dar el caso de tener que convertir la cirugía (abrir), debido a que la complicación no se puede resolver por la misma vía.
Cuando la paciente tiene antecedentes de cirugías previas, procesos infecciosos abdominales como peritonitis, procesos adherenciales severos, las posibilidades de tener alguna complicación aumenta.
Las complicaciones se pueden presentar en cualquier momento por mas experimentado que sea el cirujano.

¿Cuáles son las ventajas de la laparoscopía en comparación de los procedimientos tradicionales?

Siempre que no exista ninguna complicación son:
Menor dolor post-operatorio.
Menores complicaciones
Menor Mortalidad
Menor sangrado
Recuperación más rápida
Menor estancia hospitalaria máximo 24 hrs., pero puede en un porcentaje muy elevado, manejarse como corta estancia.
Reintegración a su actividad cotidiana en una semana como máximo.
Estéticamente muy aceptable, las marcas de las incisiones prácticamente desaparecen.

¿Cuáles son las desventajas?

Mayor costo, dado que el instrumental que se requiere utiliza tecnología de punta y es desechable. Así como el personal que participa requiere de una preparación adicional.
El tiempo de cirugía es ligeramente mayor al de un procedimiento tradicional.
La anestesia tiene que ser general o en su defecto bloqueo epidural más sedación intravenosa.
El lugar en el cual se practique este tipo de procedimiento tiene que contar con el equipo tanto humano como instrumental para su adecuada realización.
Se han comentado que duelen los hombros posterior al procedimiento es cierto, incluso en la mayor parte de las ocasiones es más importante el dolor de hombro que el del propio procedimiento, esto se debe a que el gas CO2 es más ligero y tiende a subir e irrita los nervios que se encuentran en el diafragma y esto provoca un dolor reflejo en los hombros , este dolor pasa rápidamente en el transcurso de las primeras 24 hrs sobre todo si existe una movilización adecuada (caminar lo suficiente), el hecho de que duelan los dos hombros igual indica que el gas se distribuyó uniformemente y no existen adherencias u obstáculos que impidan la distribución uniforme del gas, cuando solamente duele un de los hombros, es posible que del lado que no duele existan adherencias que estén impidiendo la distribución adecuada del gas.